Este domingo, un sismo con una magnitud preliminar de 5.4 sacudió el sureste de San Marcos, Guerrero, a las 11:16 horas, siendo perceptible también en varias zonas de la capital.

A pesar de la notable sensación del temblor en la capital, la alerta sísmica no se activó, generando preguntas entre los habitantes sobre las razones detrás de esta decisión.

Según el Servicio Sismológico Nacional, el epicentro del sismo se ubicó a 18 km al sureste de San Marcos, Guerrero, con una profundidad de 98 km.

Explicación de la no  activación de la Alerta Sísmica

La razón principal por la que la alerta sísmica no sonó se debe a que la estimación inicial de la energía del sismo no superó los niveles preestablecidos para activar la alerta. Los sensores de monitoreo ubicados en la costa de Guerrero detectaron el movimiento, pero la magnitud inicial no fue suficiente para justificar una alerta a la población.

“El sismo detectado el 23-jun-24 a las 11:15:22 hrs. NO AMERITÓ ALERTA SÍSMICA porque la estimación de energía en los primeros segundos, no superó los niveles preestablecidos. Sensor cercano: Costa de #Guerrero a 10 km al oeste de #SanMarcos #TenemosSismo”
— AlertaSísmica SASMEX (@SASMEX) June 23, 2024

Es crucial recordar que la alerta sísmica está diseñada para activarse solo cuando se prevé que el sismo tendrá una intensidad considerable, con el objetivo de evitar alarmar a la población sin una causa justificada. Esto se realiza para asegurar que las alertas emitidas sean solo para eventos que realmente representen un riesgo significativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *