PULSO

Eduardo Meraz

 

Así,  como si nada, arrastrando la investidura, en el extranjero le marcaron la pauta al presidente totalmente Palacio Nacional de hacer valer la ley y no andar fingiendo demencia en eso de ver la manera de darle la vuelta.

Y ahí, en el marco del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), prefirió no meterse en camisa de 11 varas y no ripostó su clásico: “no me vengan con el cuento de que la ley es la ley”, pues no es lo mismo las autoridades de Estados Unidos a su teatro en atril mañanero.

De hecho, aunque de manera indirecta, el secretario adjunto del Departamento de Estado para América Latina, Brian Nichols, dejó en claro las tareas de México para frenar el tráfico de fentanilo a Estados Unidos, vía el reforzamiento de las aduanas y hacer valer la ley.

Asimismo, el funcionario norteamericano demandó de las autoridades mexicanas investigar cuáles son las empresas involucradas en el suministro de estos químicos y cómo se extienden sus redes financieras ilícitas.

Tales “recomendaciones” cobran especial relevancia después de que el gobierno de Joe Biden conviniera con China controlar las salidas de precursores químicos utilizados para fabricar esa droga.

Una nota de EFE, señala que, según Washington, los cárteles mexicanos usan los precursores químicos procedentes de China para fabricar este opioide cincuenta veces más potente que la heroína, y posteriormente lo venden ilegalmente en Estados Unidos.

Los presidentes de Estados Unidos y de México, sostendrán una reunión bilateral este viernes como parte del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), en la que el mandatario mexicano ya ha adelantado que será abordada la cuestión del fentanilo.

La reunión entre Biden y el presidente de China, Xi Jinping, terminó con un acuerdo para que la potencia asiática controle la salida fuera de sus fronteras de los químicos con que se fabrica el fentanilo y, según la Casa Blanca, pactaron crear un “grupo de trabajo” sobre narcóticos, incluida la cooperación militar.

Así, el mandatario palaciego quedó en medio, a dos fuegos, luego del acuerdo entre EU y China, por más insistencia en meter a la tintorería a los delincuentes que integran a los carteles de la droga, en especial el de Sinaloa, región por la cual siente una especial querencia.

Y así, como si nada, su gusto es, deberá quedar en el olvido y sus visitas a Badiraguato habrán de ser muy similares a las efectuadas a Acapulco, inadvertidas.

De otra forma, su principal socio comercial no se contentará con enviar una mentada. Tomará medidas drásticas para romper el romance entre el habitante temporal del palacete virreinal y la gente bondadosa del llamado Triángulo Dorado.

Si México no cumple los compromisos emanados de los acuerdos con Estados Unidos y China en materia de fentanilo, no habrá necesidad de esperar a verse a la salida, para resentir las consecuencias.

He dicho.

EFECTO DOMINÓ

Mientras el gobernador con licencia de Nuevo León, Samuel García, confía en ganar la presidencia, en su estado se desconoce cuándo se concretará la anunciadísima inversión de Tesla. Fosfo fosfo.

[email protected]

@Edumermo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *